La Picasa: Nación apunta a liberar la ruta 7 para marzo de este año


Funcionarios del Gobierno Nacional y de Santa Fe, se reunieron éste lunes al mediodía en la localidad de Aaron Castellanos, para analizar la situación actual de la laguna La Picasa y coordinar tareas, previas al encuentro que mantendrán el miércoles venidero en la Capital Federal. Desde Nación, anticiparon que de seguir la época de seca en la zona y el descenso de la laguna (ya bajó 60 centímetros), si se acuerdan tareas conjuntas en marzo próximo podría empezar a recuperarse la ruta 7, cortada desde hace casi un año.

De la actividad, participaron el secretario de Protección Civil del Ministerio de Seguridad de la Nación, Emilio Renda; el subsecretario de Reducción de Riesgo de la misma cartera, Marcelo Rozas Garay; el secretario de Recursos Hídricos de Santa Fe, Juan Carlos Bertoni; el subsecretario, Nicolás Mijic; el secretario de Protección Civil, Marcos Escajadillo; el director provincial de Protección Civil Zona Sur, Aldo Fabucci; y el presidente comunal de Aaron Castellanos, Wualther Ramanzín.

Renda, explicó en primer lugar que fueron convocados por Santa Fe, para “avanzar en una solución más profunda con el problema que tenemos por La Picasa” y que en estos momentos donde no están anunciadas lluvias, “la intención es empezar a trabajar en las obras que tienen que ser la solución a este problema”.

“Tenemos previsto para este miércoles hacer una reunión entre la subsecretaria de Recursos Hídricos de la Nación, las provincias de Buenos Aires y Santa Fe, junto con Protección Civil, para empezar a ver las posibles soluciones”, aseguró. Pero también, remarcó que en lo inmediato, están previendo de incrementar el drenaje en la parte sur de La Picasa, sumado a la sequía en Buenos Aires, “y comenzar a drenar desde la Alternativa Norte de lo que es La Picasa y aliviar la zona”.

“La intención es que si todo sale de acuerdo a los planes y no se perjudica a nadie en base a los estudios técnicos, podríamos dar una solución al corte de la ruta en marzo”.

Por su parte, Rozas Garay, remarcó que el encuentro fue “preparatorio” para el cónclave del miércoles con todos los actores involucrados. “Para nosotros es una obra de prevención y mitigación pensando las lluvias que vienen en marzo y abril. Creemos que es oportuno tomar cartas en el asunto, analizar las propuestas que tiene Santa Fe de drenaje, ponerlas sobre la mesa y evitar lo que pasa siempre. Es una medida preventiva. Esperemos llegar a buenos términos”, describió.

Y agregó: “Más que una propuesta queremos darle viabilidad y apoyo a lo que plantea Santa Fe, a partir de que hagamos un análisis junto a la secretaria de Recursos Hídricos de la Nación y Buenos Aires. De las dos alternativas que estudiamos, nos falta ver la viabilidad y después analizar un posible financiamiento. En un mes podríamos llegar a instrumentar lo que se acuerde en los próximos días”.

Insistir con la prevención

A su turno Bertoni, aseguró que el pedido de la reunión del lunes, fue para poder mostrar a funcionarios de la Nación “el riesgo que se corre de ocurrir nuevamente un periodo húmedo” en la zona de La Picasa y que afortunadamente estamos un periodo seco, por el cual “la laguna bajó cerca de 60 centímetros”.

“Pero de todas maneras consideramos que hay algunas acciones que se pueden realizar para aumentar el descenso”, indicó.

Luego, destacó que uno de los objetivos es poder liberar la ruta 7 que es “extremadamente importante desde el punto de vista socioeconómico para la región” y que para que suceda, hay que realizar dos acciones: “La primera es aumentar el bombeo en la Estación Sur que está en la provincia de Buenos Aires. Hoy en día está drenando 1,7 metros cúbicos por segundo cuando originalmente debería estar bombeando 5. Y por otro lado, se está analizando con los funcionarios de Nación aumentar el drenaje en la Alternativa Norte siempre pensando en no generar inconvenientes aguas abajo”.

En este sentido, manifestó que como santafesino y responsable de Recursos Hídricos, “el objetivo está centrado” en liberar este tramo de la ruta que es extremadamente importante para la región. Y con respecto a la posibilidad de que se realice un desvío en Aaron Castellanos a partir del Corredor Vial C, recientemente anunciado, aclaró: “El desvió se justificaría si la situación de La Picasa fuese permanente en el tiempo” o que va a durar décadas.

“Eso no es así. Con un buen trabajo entre las tres provincias y la Nación que se está realizando, esperamos que la situación actual no vuelva a ocurrir. Esperamos que progresivamente vuelva a sus niveles operacionales muy por debajo de la (ruta) 7 y a su vez tengamos todos un ente operativo trabajando, que hoy en día no lo tenemos. No tendría mucho sentido hacer el desvió cuando luego vamos a tener un tramo mucho más recto que es este que está a la vera de las localidades. Si manejamos bien el tema durante muchísimos décadas esperamos no volver a tener problemas. Por lo tanto que la ruta 7 no se vuelva a cortar”.

Finalmente, Escajadillo, comentó que la provincia y desde el área de Protección Civil, “estamos preocupados por el restablecimiento de la conectividad” y que la 7 “es una ruta que tiene importancia”. “Con la Nación (continuó) sobrevolamos la zona y planteamos cuales son los mejores esquemas de trabajo para aumentar las estaciones de bombeo”.

Teniendo en cuenta que los fenómenos de lluvia pueden estar produciéndose de una manera importante y que General López lo padeció, Escajadillo recordó que “tenemos que ver cómo nos preparamos y continuamos haciendo acciones no solo en momentos de lluvias sino como ahora en época de sol”, amplió.

Finalmente, ponderó que haya muchos factores para bajar el nivel de la laguna y “recuperar en el menor tiempo posible la transitabilidad”.



Nota: Pablo Rodríguez/ Transmedia VT