“Nos encontramos con una deuda técnicamente quebrada”

El presidente comunal de Wheelwright, Benjamín Gianetti, contó detalles de cómo encontró la Comuna cuando asumió el pasado 10 de diciembre.


“Nos encontramos con una Comuna técnicamente quebrada, sin prestar los servicios públicos, sin maquinaria para poder hacerlo y con una deuda que ronda los nueve millones de pesos, que para lo que es el presupuesto de la Comuna es inviable”, dijo Benjamín Gianetti.
Asimismo, señaló que “la ART está cortada, hay convenios incumplidos, deudas con la Agencia de Seguridad Vial de la Provincia de Santa Fe, además la Comuna recibió la totalidad del dinero de ciertas obras y se le debe al constructor, como es el caso del jardín maternal; hay deuda a proveedores flotantes de 7 millones de pesos, y los sueldos de noviembre sin pagar”.
Ante esta situación Gianetti se vio obligado “a declarar la emergencia económica, que implica la apertura de un procedimiento de 60 días para determinar y verificar las acreencias que tienen los proveedores de la Comuna”.
“Hay una comisión evaluadora que va a determinar la legitimidad o no de cada acredor. Aquel que se encuentre en el marco de la ley va a ser sometido a un procedimiento de pagos y regularización de deuda”, añadió.
Por otra parte, Ginaetti contó que la transición con el anterior presidente comunal, Daniel Peralba, “fue inexistente”.
“Nos reunimos una o dos veces con el presidente comunal saliente, quien no dijo que íbamos a recibir una comuna modelo, sin deudas y sueldos pagos. La realidad es otra, obró de muy mala fe porque por lo menos nos hubiese alertado de esta situación”, subrayó.

“El balance va a se presentado en la justicia porque no vamos a ser cómplices o responsables del mal obrar de un funcionario”, completó.
Según Benjamín Gianetti actualmente en la Comuna de Wheelwright “hay un control estricto y austero de cada centavo que ingresa”, y aseguró que en 20 días se pudo juntar todo el dinero para pagar los sueldos de noviembre, cifra que asciende a un millón y medio de pesos”.
“Hicimos un estricto control del personal contratado, había gente que venía a cobrar y no trabajaba y eso se terminó. Tenemos toda la planta permanente trabajando y los eventuales son entre 20 y 25 personas, cuando antes eran aproximadamente 80”, afirmó el presidente comunal.

Fuente: tdconline