Pergamino, algo huele mal en la Municipalidad


De a poco la ciudad empieza a tomar el ritmo habitual y si bien aún no se ven en las calles los niños yendo al colegio, el centro y el mismo municipio ya empezaron a ser más transitados. El trabajo en el embellecer la ciudad continúa, aunque en esta etapa el olor es el protagonista.

Tanto Florida como la última cuadra de San Nicolás continúan cortadas al tránsito pero ya permiten el paso peatonal, los comercios abren sus puertas y el municipio ya dejo de trabajar únicamente con guardias. El detalle que se percibe no solo al pasar sino también al entrar al Palacio Municipal es el mal olor.

La perforación de la obra y los grandes pozos que han hecho por la instancia en la cual se encuentra la obra provoca que el mal olor quede en el ambiente.

Al consultar con quienes trabajan allí, aclaran que el olor a cloaca persiste desde hace unos días y llega hasta el primer piso donde se encuentra el Concejo Deliberante.

La única opción ante esto es esperar a que los trabajadores tapen los pozos y la obra empiece su etapa final.

Fuente: Pergamino Ciudad