Lifschitz confirmó la suba por decreto y aclaró que mantiene “abierta la paritaria”

El gobernador afirmó que la provincia empezará a pagar los salarios con los porcentajes ofrecidos, incluso a los gremios que rechazaron la oferta. "Quizás fue un error haber actuado con demasiada premura", dijo sobre la polémica cláusula gatillo incluida en el 18%



Lifschitz y sus ministros defendieron la política salarial del gobierno.(@MiguelLifschitz)1/1

El gobernador Miguel Lifschitz aseguró este miércoles que la provincia realizó el “máximo esfuerzo” en la propuesta salarial a los trabajadores estatales, confirmó que pagarán el 18 por ciento ofrecido por decreto pero aclaró que eso no implica que la paritaria esté cerrada.

El mandatario provincial recordó que la primera propuesta a los gremios fue de 16 por ciento en tres tramos con cláusula gatillo y que “en ese momento era la mejor de Argentina”.

Como no fue aceptada y hubo paros de algunos sindicatos, el gobierno realizó otra oferta “muy superior a la inicial, de 18 por ciento, dos puntos arriba de la anterior, y en lugar de abonar en tres tramos se bajó a dos iguales, un 9 por ciento en marzo y otro en agosto”.

Además, señaló Lifschitz, “se mantiene la cláusula gatillo, que es la única provincia que la aplicó el año pasado y la mantenemos este año, siendo también casi la única provincia que lo hace”.

El gobernador aseguró que esta oferta “es el máximo esfuerzo que la provincia podía hacer” y recordó que en un primer momento “contó con el visto bueno favorable de los dirigentes que estaban sentados a la mesa paritaria”.

El mandatario socialista sostuvo que como UPCN aprobó la propuesta y “representan a la administración central de manera mayoritaria (por sobre ATE que rechazó), estamos obligados a reconocer el aumento como fue propuesto”.


La propuesta salarial de Santa Fe es la mejor del país. Aún así, la paritaria no está cerrada, el diálogo con los gremios continúa. Sí dispusimos que los aumentos, que varios gremios del Estado aceptaron, comiencen a hacerse efectivos para evitar diferencias entre unos y otros

Explicó que en las escuelas los asistentes escolares (estatales en ATE y UPCN) “van a empezar a cobrar pero no lo docentes no” porque Amsafé se opuso. “Y lo mismo en la hospitales”, planteó. Ese fue el argumento para imponer por decreto el pago de haberes con las sumas ofrecidas y, a la vez, “mantener abierta la paritaria para que también los docentes cobren el incremento como lo van a hacer el resto de los empleados públicos”, dijo.

“Actuamos con demasiada premura”

En sintonía con lo que dijo más temprano el ministro de Economía Gonzalo Saglione, quien señaló que la cláusula gatillo del año anterior fue de 1,1 por ciento y se incluyó en la propuesta de 18 por ciento de este 2018, Lifschitz reconoció un “error” en la forma del ofrecimiento.

“Quizás fue un error haber actuado con demasiada premura y haber reconocido (el porcentaje extra de 2017) de forma automática”, afirmó y aclaró que su gestión sostiene “una política de garantías de derechos”.

La conferencia de Lifschitz de este miércoles, rodeado de los principales ministros del gabinete, fue la respuesta a las duras críticas lanzadas este martes por casi todo el arco sindical tras conocerse el pago del aumento por decreto y el descuento de los futuros días de paro.

Los docentes ya lanzaron una medida de 48 horas para los próximos miércoles 4 y jueves en rechazo a la propuesta oficial.



Fuente: rosario3.com

Comentarios