LA PROVINCIA ORGANIZÓ ACTIVIDADES POR LA SEMANA DE LA PREMATUREZ

Es una propuesta de UNICEF con el objetivo de concientizar y sensibilizar sobre nacimientos prematuros. El lema 2021 es “Cuidar para prevenir” y se centra en la salud integral.

El lema para este año es “Cuidar para prevenir” y se centra en la salud integral.

El Ministerio de Salud provincial, a través de la dirección de Niñez y Adolescencia, lleva adelante diferentes actividades en el marco de la conmemoración de la Semana de la Prematurez, cuyo lema para este año es “Cuidar para prevenir” y se centra en la salud integral.

Se trata de una propuesta del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) desde el año 2010, y tiene como objetivos sensibilizar a la comunidad sobre el prematuro y sus necesidades, así como difundir estrategias de prevención de la prematurez y/o sus consecuencias en los nacidos de forma prematura. Desde el área y los diferentes hospitales se programaron acciones a lo largo de la provincia.

Habida cuenta de que la prematurez es la principal causa de ingreso a las unidades de cuidados intensivos neonatales, la misma ejerce una marcada influencia sobre la mortalidad infantil, su origen es multifactorial (biológico, ambiental y social) y su prevalencia se encuentra en aumento a nivel mundial.

Luego de una recorrida por el hospital J.B. Iturraspe, de la ciudad de Santa Fe, el secretario de Salud provincial, Jorge Prieto, indicó que “cada 17 de noviembre hace ya 11 años Unicef determinó el día en lo que hace a la prematurez” y teniendo en cuenta “más aún cuando existe una ley nacional a la cual adhiere la provincia que es la de los 1000 días, muy importante, ya que en estos tres años de vida desde la gestación hasta el nacimiento hace a la potencialidad y al futuro de cada uno de los niños y niñas”.

El funcionario aludió a que a través de la conmemoración se “determina esta semana de concientización fundamentalmente en todos los efectores y en la población de marcar la importancia que tiene este control desde la gestación, sobre todo en adolescentes, el tiempo y los intervalos de cada uno de los embarazos así como las condiciones ambientales y/o emocionales”.

“Esta ley nos da una potencialidad y el futuro que puede tener un niño o niña. Ellos tienen un impacto genético en el ambiente y en el medio: uno habla de las bajas inmunidades sociales y tienen que ver con las condiciones que el medio ambiente brinda, lo que se llama epigenética la cual tenemos que modificar con esta ley de los 1000 días”, concluyó Prieto.

PREVENCIÓN

Por su parte, el jefe del área de Neonatología del centro Perinatal del efector, Jorge Agüero, explicó que “un prematuro es un bebé fundamentalmente inmaduro y ello hace que luego pueda tener múltiples complicaciones y es donde trabajamos y tratamos de reducirlas al máximo posible”.

“La prevención -continuó- es lo más importante, por eso en el decálogo que establece Unicef sobre los derechos del prematuro este año trata sobre la prevención del parto prematuro. Pero la misma viene desde el momento anterior a la concepción, por ejemplo, con una nutrición adecuada de la madre; entonces, es un embarazo que hay que trabajar para que esa madre llegue de la mejor manera posible con un embarazo lo más cercano al término posible”.

Al ser consultado por las tareas realizadas en el hospital Iturraspe, Agüero explicó que “aquí trabajamos con un programa que es Maternidad Segura y centrada en la familia, el cual integra a la familia en el cuidado del recién nacido prematuro, le da un rol muy importante y tiene mucho que ver en la sobrevida que tenga esta criatura”.

“Los embarazos mal controlados son una causa fundamental en lo que hace al embarazo prematuro. Con un adecuado control, otras complicaciones que puedan aparecer podrían llegar a reducirse. Por eso es muy importante que la madre se entere que está embarazada y concurra inmediatamente con el obstetra”, insistió.

Por su parte, el director del hospital, Francisco Villano, destacó que “se están realizando diferentes actividades que comenzaron con unas charlas al personal de salud y a algunos agentes que hacen uso del sistema de salud para el sector de prematuros y la atención de los mismos. En la semana se realizarán encuentros en los cuales se brindará un espacio para expresar la realidad actual de la ciudad de Santa Fe comparada con la Nación”.

“El gran desafío es no solo atender al paciente prematuro de menos de 32 semanas, un niño o niña que nace con 600 gramos o menos, sino ir a buscar las causas y poder solucionarlas como la mala alimentación, el embarazo adolescente, desnutrición y embarazo no deseado. Todo eso es un trabajo social que hay que ir haciendo para prevenir este tipo de situaciones”, remarcó Villano.

Finalmente, la directora de Niñez y Adolescencia, Silvina Vaghetti, indicó que “este ministerio y el gobierno de la provincia llevan adelante políticas que tienen que ver con la prevención relacionada a estos casos. Adherimos a la ley de los 1000 días que nos da un contexto legal para trabajar en varias líneas, entre ellas la prematurez, que tiene que ver no solo con el acceso la salud sino también a las cuestiones psico y bio sociales. Es decir -observó- que la prematurez es una gama de problemas, no solamente médicos o biológicos sino también y principalmente de contexto social y es en eso donde estamos trabajando”.





Publicar un comentario

0 Comentarios