Hermano del fallecido en la explosión afirmó: “Él salvó a 20 chicos, es mi héroe”

Juan Carlos Giménez contó que Domingo trabajaba en una oficina pero bajó a los túneles para ver si estaba todo bien. Apuntó a la falta de seguridad laboral: “En estas empresas grandes sos un número”
28 de Diciembre de 2017


El humo incesante en la planta de Cofco este miércoles.(@anytramontini)1/2


El humo incesante en la planta de Cofco este miércoles.(@anytramontini)2/2

El hermano de Domingo Ramón Giménez, el hombre de 61 años que murió en la explosión de la planta cerealera de Cofco, ex Nidera, en Puerto General San Martín habló este jueves con Radio 2 y lo recordó como “un héroe” que “salvó a 20 chicos que hacían la limpieza”.

Juan Carlos Giménez se presentó como “el hermano de mi héroe” en el inicio de la entrevista con el periodista Ciro Seisas (A diario, Radio 2) porque él trabajaba en una oficina y no tenía nada que hacer en la zona de túneles, donde se produjo el siniestro.

“Él estaba saliendo y bajó a buscar a unos veinte chicos de 20 a 22 años, que son de una empresa que los contrata para hacer limpieza, para ver si estaba todo bien y les dijo que vayan a comer. Pero explotó todo y se lo llevó a mi hermano”, describió Juan Carlos.

“El loco no sé porque pasó por ahí -continuó-, él escaló mucho en la fábrica, empezó limpiando y llegó a las oficinas de arriba, en una mesa operativa, donde se maneja la entrada y salida de los barcos”.

El hermano de agradeció “a Dios que no agarró la parte donde están los solventes; hoy Puerto General San Martín no estaría en el mapa, quedaría un cráter” porque allí está el “cereal húmedo acumulado en estas plantas burocráticas de mucha plata”.

En ese camino, apuntó a la inseguridad en el interior de la planta que la multinacional china le compró a Nidera y la falta de inversión. “Esto es plata, en estas empresas grandes sos un número”, aseguró.

“Estamos golpeados pero somos una familia, una, gracias a mi hermano que le dijo a esos chicos que salgan a comer”, reiteró y lamentó: “Ya se jubilaba el Gordo, le faltaban dos años, ya se jubilaba mi héroe. Me queda el orgullo de decir que mi hermano salvó a 20 chicos y no sé si más, porque no tenía porque bajar, pero el loco es gaucho, no te daba la espalda”.


Comentarios